19 sept. 2010

Sonría, por favor

Transitamos las calles de las ciudades a diario para dirigirnos a nuestros destinos. Sea el que sea.
Y no sólo uno, sino todos los viandantes que en un momento común compartimos el mismo escenario. Luego, quiera o no quiera uno, va a tener que encontrarse cara a cara con al menos alguien. Una persona, es decir, otra tú.
Salvo que sea alguien -bien- conocido, normalmente tendemos a ignorar al del frente o, a lo sumo, mirarla brevemente con una cara completamente inexpresiva. Pero... ¿por qué no sonreír? No tiene que ser una sonrisa gratuita, pero si uno está bien, ¿por qué no mostrarlo al resto para transmitir ese bienestar?
Se evitarían así muchos estreñimientos.

De camino al parque por el que di una de las vueltas en la que pensé en esto.

1 comentario:

Maitasun dijo...

Fer, tienes toda la razón del mundo, sin duda alguna!!

Te regalo mi sonrisa del lunes por la mañana :)

Besotes